Cervecería TipiTapa

Cervezas, tapas y mucho más

Con Thermochef: croquetas de bacalao

Las croquetas son un aperitivo que siempre triunfa en cualquier mesa. Las encontramos en prácticamente todos los bares, mesones, restaurantes y tabernas que sean de cocina española y nos las sirven como tapa o aperitivo.

Si queréis seguir amándolas os doy un consejo: prepararlas en un robot de cocina, es la forma más sencilla de hacerlas.

Con Thermochef: croquetas de bacalao

Yo en concreto tengo el robot de cocina Thermochef de Lacor que encontré a buen precio y estoy contentísima con el. Solamente tenéis que seguir paso a paso la receta y os aseguro que la bechamel os quedará estupenda. Como dice el chef Chicote (experto en croquetas): una croqueta tiene que tener una masa sedosa y cremosa, y así mismito queda.

No solamente os servirá para hacer croquetas, tenéis una infinidad de recetas para elaborar, y todas salen riquísimas oye.

Además son muy versátiles porque admiten en su relleno casi cualquier cosa: setas, jamón cocido, pavo, bacalao, pollo, huevo cocido…. aunque las más famosas (y las que más me gustan) son las de jamón serrano.

Sin embargo, en casa es donde no solemos cocinarlas tanto, esto puede deberse a que para elaborar la masa, más concretamente la bechamel, hace falta cierta técnica y experiencia.

A veces por más que sigas la receta, la mano no es la misma y la bechamel se transforma en un engrudo que no tiene sabor ni consistencia.

Esto nos lleva en demasiadas ocasiones a consumir lo que denominan “croquetas caseras” en la zona de congelados de los supermercados. Si, si, con todas sus letras “caseras”.

Os digo una cosa, si seguís ingiriendo esas “cosas” acabareis por odiar las croquetas.

En esta ocasión y para salirme de la rutina he hecho unas croquetas de bacalao con la ayuda de mi robot de cocina Thermochef de Lacor. Os dejo especificados todos los pasos a seguir, es imposible perderse.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 170g de bacalao desalado
  • 430g de leche entera
  • 95g de harina
  • 1 diente de ajo grande
  • Unas hojas de perejil
  • 55g de mantequilla
  • 30g de aceite
  • Sal
  • Pimienta negra

Para rebozar y freírlas necesitaremos: Pan rallado, Huevo, Aceite de oliva abundante.

>Preparación de las croquetas de bacalao:

Comenzamos limpiando el bacalao, quitándole la piel y todas las espinas que puedan quedar y lo desmigamos.

Lo ponemos en la jarra junto con la leche y lo programamos:

  • Temperatura: 100ºC
  • Velocidad: 2
  • Tiempo: 2 minutos

Pulsamos el botón ON para que empiece a funcionar.

Una vez finalizado, colamos el bacalao con el accesorio cestillo y reservamos los dos ingredientes por separado.

A continuación, sin lavar la jarra, procedemos a hacer la bechamel.

Incorporamos el diente de ajo, las hojas de perejil y el aceite. Lo programamos para que pique los ingredientes:

-Velocidad: 7
-Tiempo: 3 segundos

Y seguidamente para cocinarlos:

-Temperatura: 120ºC
-Velocidad: 2
-Tiempo: 20 segundos

Añadimos la mantequilla a la jarra y lo ponemos:

-Temperatura: 100ºC
-Velocidad: 2
-Tiempo: 45 segundos

Agregamos la harina para homogeneizarla con la mezcla que tenemos.

-Temperatura: 100ºC
-Velocidad: 2
-Tiempo: 2 minutos

Incorporamos la leche que teníamos reservada, la pimienta y la sal (al gusto)

-Velocidad: 5
-Tiempo: 10 segundos

Echamos la mitad del bacalao y seguimos con el proceso. Cuando falte 1 minuto para terminar, añadimos el resto del bacalao por la apertura del tapón.

-Temperatura: 100ºC
-Velocidad: 4
-Tiempo: 3 minutos

Sacamos la masa de la jarra y la dejamos que enfríe en un plato.

Una vez fría, la cortamos y damos una forma de cilindro no muy grande, depende del tamaño que os guste.

Las rebozamos, pasándolas por huevo batido y pan rallado y las freímos en una sartén con abundante aceite bien caliente.

Las dejamos que se doren un poco por cada lado y las retiramos de la sartén colocándolas en un plato con papel absorbente de cocina para retirar el exceso de aceite.

Bon apetit! Y ya me contareís.

Consejo: No agreguéis mucha sal que el bacalao, aunque este desalado tiende siempre a estar salado.

Os digo lo mismo si lo hacéis con jamón serrano, no os paséis.