Cervecería TipiTapa

Cervezas, tapas y mucho más

Propiedades de la cerveza

La cerveza es una de las bebidas más antiguas que se conocen. Parece ser que sus orígenes se remontan al antiguo Egipto que, aunque no era el mismo tipo de cerveza que se consume hoy en día, si que empezaban a elaborar una bebida fermentada con cereales.

Los principales ingredientes de la cerveza son: agua, malta, lúpulo y levadura. Ingredientes naturales, cómo podéis ver. Esto revela que la cerveza no es simplemente una bebida alcohólica más; gracias a sus componentes, tiene importantes propiedades nutritivas y beneficiosas para nuestro organismo.

Propiedades de la cerveza

Generalmente, la cerveza contiene menos etanol que cualquier otra bebida alcohólica, por eso es más recomendable que cualquier otro licor o cóctel. Pero veamos con más detenimiento las propiedades de la cerveza.

Propiedades de la cerveza

La cerveza está compuesta de agua, dióxido de carbono, azúcares, dextrinas, albuminoides, sustancias del lúpulo y glicerina.

Esta es la composición química de la cerveza:

  • Proteínas: 0,2 gr
  • Potasio: 35 mg
  • Riboflamina: 0,03 mg
  • Hierro: 0 mg
  • Lípidos: 0 gr
  • Calcio: 1 mg
  • Grasa sólida: 3,5 gr
  • Vitamina A: 0 mg
  • Fósforo: 28 mg
  • Alcohol: 2,8 g
  • Vitamina C: 1 mg
  • Sodio: 0 mg
  • Tiamina: 10 mg

Cómo podemos ver, además del notable contenido de vitaminas, la relación calcio-fósforo es óptimo, y la cantidad de sodio es nula.

Propiedades curativas y beneficios de la cerveza

En términos generales, la cerveza artesanal es la que tiene mayores beneficios para nuestro organismo, ya que la pasteurización mantiene las propiedades organolépticas de la cerveza intactas, y pueden interactuar de una manera positiva con nuestro organismo.

Y al ser más natural, entraña varios beneficios sobre nuestra salud. Por ejemplo, según un estudio del Instituto Nacional para la Investigación sobre el cáncer de Génova, resultaría que la planta de lúpulo (comúnmente utilizado para elaborar la cerveza y darle ese sabor y aroma tan característico), contiene varios tipos de flavonoides, sustancias anti cáncer.

De los estudios hechos, resulta que estas sustancias son capaces de inhibir la proliferación y la vitalidad de las células cancerosas humanas de carcinomas mamarios, ováricos y cáncer de colon.

Esta claro que no todas las cervezas tienen la concentración que se requiere para notar estos beneficios. La mejor es la que tiene más cantidad de lúpulo, o lo que es lo mismo, la que tiene un sabor más amargo y con una corona densa de espuma persistente.

La cerveza, consumida con moderación, posee un efecto antioxidante que aparece más pronunciado en las mujeres que en los hombres. Gracias a sus polifenoles, la cerveza previene el envejecimiento de la piel, actúa contra los radicales libres y previene, por tanto, la rebelión de las enfermedades cardiovasculares.

Lo más recomendable es beber una cerveza al día, porque si nos pasamos, lejos de notar los beneficios, puede resultar muy perjudicial para nosotros.